Foz de Iguazú: Safari bajo el agua

Estando en el hotel de Foz de Iguazú leí un cartel que decía “Safari”, pensé en África automáticamente, pero entonces la fotografía mostraba una lancha navegando cerca de las Cataratas.

Me explicaron que el precio era de US$ 50.00 Dólares por persona, que consistía en un paseo por las aguas del río Iguazú y que estaríamos muy cerca de las Cataratas, la idea me animó inmediatamente, entonces mis padres decidieron subirse (literal) a la experiencia también.

Luego de ingresar al Parque Nacional de Iguazú por Argentina y tras dos horas de camino, llegamos al lugar en donde tendríamos que embarcarnos, nos entregaron los chalecos salvavidas y el paseo empezó como una tarde romántica, surcando el río, observando las cataratas, tomando fotografías, la mañana era preciosa y el sol se había hecho presente. De pronto, nos indican guardar todo porque pasaríamos muy cerca de las Cataratas y que era una cuestión de seguridad, nos entregan bolsas herméticas y no es posible quedarnos ni con los celulares. Fuimos sumamente obedientes y guardamos todo en la bolsa que colocamos debajo de nuestros asientos.

La lancha avanza y acelera cada vez más, y entonces nos dicen por favor sujétense que vamos a sumergirnos en las Cataratas, les pedí a mis padres que tomaran aire y entonces las personas empezaron a gritar como si estuviésemos en un juego mecánico. Para cuando salimos de la Catarata, no quedaba nada, ni nadie que no estuviera empapado, mi madre no escuchaba (se le taparon los oídos) y me decía: casi me ahogo, casi me ahogo. Y claro, ella había seguido gritando debajo del agua. La ventaja es que fue el agua más económica que tomó en Foz de Iguazú, porque a decir verdad, el costo de casi todo, era exorbitante.

En el hotel nos habían indicado llevar un polo adicional y una toalla, y eso fue lo que llevamos, pero así como estábamos, lo que necesitábamos era otra muda completa de ropa. Yo traía un vestido blanco que al mojarse se había hecho translúcido, estaba desnuda sin estarlo. Hice uso de la toalla y el polo y a decir verdad no sé de qué rayos estaba disfrazada en tanta majestuosidad.

 

Lo importante es que ha sido un día muy divertido en donde todos nos hemos hecho niños, en donde todos con seguridad, tenemos algo que contar.

Ha sido un día para recordar por siempre.

Janice Sánchez

¡Hola, soy Janice! Nací en Perú el 20 de Diciembre de 1981. El amor por los viajes surgió hace mucho de modo que pasa el tiempo y mi gusto por la mochila y la fotografía se hace crónico. Descubrí que tanta experiencia de vida podría convertirse en letras algún día y es lo que hice, empecé a escribir y a escribir, no existe un momento en el que mi mente no divague entre tantas interrogantes, ser reflexiva me ha dado tanto y aunque no creas también me frenado en ciertos aspectos de mi vida porque irremediablemente lo pienso todo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.