Viajo sola, viajo segura

Para muchos el ser o no ser mochilero implica una serie de conceptos que después de todo generan controversia.

Los mochileros son vistos como los que se alimentan de comida reciclada, los que no pagan por movilidad para hacer auto stop, los que duermen en carpas, los que desean ahorrarse todo, absolutamente todo.

No me considero mochilera, tampoco soy turista. Soy como mi blog se denomina: A media mochila, a la mitad de ambos.

 

Hace mucho decidí viajar de modo económico, porque más allá del ahorro que me generan algunas elecciones respecto a la comida o el alojamiento, me satisface pagar la medida exacta de lo que voy a usar o comer.

No siempre hago todo por mi cuenta, hay ocasiones en las que pago por un tour y otras en las que hago todo por mis propios medios. Cuando la diferencia económica entre una u otra opción no es sustancial o quizá cuando la ruta que elegí implica demasiados riesgos, entonces prefiero pagar por un tour.

La desventaja de hacer las rutas sin un guía, es que lleva más tiempo y no hay nadie que te explique o te cuente cosas que en los libros no vas a encontrar, jamás se debe desmerecer el trabajo que realizan, sus estudios, su preparación física, profesional y hasta emocional.

Ahora, hay tours por los que no es necesario pagar, porque están cerca de la ciudad, porque son altamente turísticos, porque con internet hay mucha información de personas que ya lo hicieron antes, entre otras razones.

¿Cómo elijo un alojamiento?

Hasta el día de hoy nunca he realizado la reserva de un hospedaje, porque generalmente viajo en temporada baja, entonces es muy probable que encuentre lugares libres.

Otra de las razones por las que no llego a ningún lugar en particular, es porque a veces las fotos de los alojamientos no son tan fieles a la realidad, entonces llegas y no se parece en nada a lo que te hicieron imaginar.

Puede pasar también que el “estamos cerca de la Plaza Principal” no sea tan cerca, o las 10 cuadras en una ciudad pequeña podrían ubicar al hospedaje en la periferia de la ciudad.

Siempre que llego a una ciudad pregunto por la plaza principal, desde allí camino (descansando) para buscar algo que me guste y que sea económico, observo los ambientes, la cantidad de gente que está instalada y decido por lo que me haga sentir además de cómoda, segura.

¿Cómo decido qué Tour hacer por cuenta propia?

Antes de viajar enumero la lista de lugares a las que deseo ir, las anoto en un cuaderno. Luego busco en internet, lugar por lugar, hay algunos que descarto instantáneamente, quizá por tiempo o porque hice algo similar en otro momento, en otro lugar.

Veo la probabilidad de hacerlo sola, dependiendo del tiempo que toma, de que tan “nuevo” sea el destino, leo historias de viajeros y sobre todo, busco sobre peligros o desventajas.

Hay caminos que aunque estén marcados, llevan mucho tiempo y viajar sola implica que si pasa algo en el camino, nadie podría auxiliarte. Hay rutas muy solitarias que quizá algunas personas aprovechen para dañarte.

No digo con esto que debes sentir miedo, lo que digo es que hay que tomar precauciones.

¿Tienes miedo cuando viajas sola?

Claro que sí. Todo aquello que sea nuevo y que te haga salir de tu zona de confort involuntariamente genera miedo y ansiedad. Lo más saludable es no pensar demasiado en ello, es mejor centrar la atención en lo que se va a necesitar para el viaje.

¿Qué necesito para sentirme más segura mientras viajo?

Pues no hay una receta en específico, pero no todos los países son iguales, cada cultura debe de respetarse, lo que es usual en un país podría ponerte al filo de la muerte en otro.

El conocimiento brinda seguridad. Siempre hay que leer sobre el lugar que vamos a visitar, interactuar sin brindar demasiada información sobre uno mismo, y lo que siempre me ayuda es preguntar a dos o tres personas diferentes sobre el lugar al que deseo ir, así me aseguro de que han entendido a dónde voy y me libro de cualquier mala intención que pudiera existir.

Hay muchas personas viajando solas, muchas regresan a casa, sanas y salvas; y otras jamás vuelven.

La intención de este post es pedirte que siempre re-consideres las cosas que deseas hacer durante tu viaje, porque el dinero siempre se puede recuperar, la vida y la salud después de cruzar ciertos umbrales, ya no.

No todo se puede hacer por cuenta propia, hay personas que han hecho algunas rutas desafiando a la naturaleza y tentando a su suerte, es seguro que no les ha pasado nada, pero puede que esa persona no seas tú.

Anécdota:

Recuerdo estar en la Terminal Terrestre de otro país y observar una  gran cantidad de fotografías pegadas en las paredes buscando viajeros (as) que se habían extraviado hace mucho tiempo y algunos hace muy poco, no voy a mentir, me impactó, y creo que en el fondo, me asustó un poco también. No salí corriendo, seguí mi plan de viaje, porque aun estando en casa puede sucedernos algo, pero en casa siempre tenemos quien pueda ayudarnos, quizá estando lejos no sea imposible pero con seguridad puede que sea más complicado.

Ahora mismo buscan a un ciudadano Canadiense, perdido en Huaraz (Perú), hace un mes que no saben nada de él, y es un motivo más para pedirte que siempre viajes tomando algunas medidas de seguridad.

¡Buena ruta!

 

Janice Sánchez

¡Hola, soy Janice! Nací en Perú el 20 de Diciembre de 1981. El amor por los viajes surgió hace mucho de modo que pasa el tiempo y mi gusto por la mochila y la fotografía se hace crónico. Descubrí que tanta experiencia de vida podría convertirse en letras algún día y es lo que hice, empecé a escribir y a escribir, no existe un momento en el que mi mente no divague entre tantas interrogantes, ser reflexiva me ha dado tanto y aunque no creas también me frenado en ciertos aspectos de mi vida porque irremediablemente lo pienso todo.

6 thoughts on “Viajo sola, viajo segura

  • Octubre 25, 2017 at 10:08 am
    Permalink

    Hola amiga mochilera, me parece muy bueno lo que compartes, siempre hay que tener un poco de miedo o respeto a algunos entornos o situaciones, a todos no nos pasa lo mismo, he salido pocas veces a mochilear, pero cuando he salido lo he hecho solo, aventurandome a donde me lleve el viento como se dice, no tome las precauciones como tu, bueno no me sucedio nada, pero leyendo lo tuyo me puso a pensar que tengo que tener mas cuidado, gracias por lo que difundes, un saludo y miles de vibras positivas para ti, espero sigas compartiendo cosas interesantes para los que nos gusta mochilear

    Reply
    • Octubre 25, 2017 at 10:39 pm
      Permalink

      Hola José, gracias por escribir. Me alegra muchísimo que el artículo contagie ganas de viajar pero de modo seguro. Abrazo y buena ruta siempre.

      Reply
  • Marzo 11, 2018 at 9:52 pm
    Permalink

    muy util tu comentario-reflexion. Especialmeente en Latioamerica hay lugares y lugares… y no porque seamos mujeres…hay que tenr observacion y precaucion. Muchas gracias .

    Reply
    • Marzo 11, 2018 at 10:34 pm
      Permalink

      Así es Mabel, siempre tomando las medidas que nos aseguren retornar a casa, sanas y salvas 🙂

      Reply
  • Abril 10, 2018 at 4:32 pm
    Permalink

    Me gusta el concepto de “a media mochila”, yo soy como a 1/4! Cada uno en su estilo, lo que importa es viajar.

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.