Iquitos: Capítulo II – Perú

Bien,  asumimos que te despiertas muy temprano para aprovechar el día y armamos el itinerario.

Si mi intuición falla y no puedes aprovechar el tiempo del modo en el que te lo sugiero, entonces toma nota de los lugares y los tiempos promedio que te tomará conocer cada uno de ellos para que luego puedas hacerlo de acuerdo a tus circunstancias.

En Iquitos escucharás constantemente que existen lugares ubicados en “la carretera”, lo que es sinónimo de 100 kilómetros contados desde el aeropuerto hasta Nauta (final de la isla por uno de sus extremos-Sur), si entiendes poco, tranquilo que llegando a la ciudad lo tendrás muchísimo más claro.

Entonces, a la altura del kilómetro 23 se encuentra la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana, la que aproximadamente tiene una extensión de 57,000 hectáreas, con ello debes entender que podría tomarte poco más de 2 horas en recorrerla, lleva repelente, protector solar y unas buenas zapatillas. En la Reserva tienen guías que son los que te ayudarán a hacer el recorrido por un costo de S/.8.00 aproximadamente, podrás observar la diversidad biológica y el hábitat de los bosques de varillal y chamizal sobre arena blanca. He visitado la reserva más de una vez, las visitas que he tenido terminaron satisfechas con el recorrido, eso sí, tiene que gustarte caminar, transpirar y sobre todo, la vegetación. A mí me encantó, sentí en algún momento que estaba en Narnia  😀

Foto: Google
Foto: Google

Tienes 3 posibilidades de transporte:

  1. Automovil
  2. Mototaxi o Motocar: El traslado tiene un costo de S/. 12.00 (solamente ida) desde la Plaza Principal o Plaza de Armas.
  3. Colectivo: el que va a Nauta (Nauta se encuentra en el kilómetro 100), pedirle al conductor que te deje en el kilómetro 23 e indicarle que vas hasta la reserva.

Para el retorno puedes esperar los colectivos que regresan de Nauta, pues motocar no podrás encontrar salvo que lo contrates para que te espere. Tienes que tener paciencia como buen mochilero para esperar el colectivo sino, asegúrate de alguna forma.

Foto: Google
Foto: Google

Con seguridad será hora de almorzar o casi medio día para cuando termines el recorrido, entonces tienes dos opciones para la tarde.

  1. Ir a Zungarococha, tiene una laguna hermosa y un buen restaurante (Arapaima Gigas), en donde hay comida deliciosa y tradicional, también tienen tortugas para que te tomes algunas fotos.
  2. Ir a Quistococha, en donde puedes almorzar (muy recomendable) y también puedes desarrollar varias actividades tales como: conocer alrededor de 150 especies de animales pues Quistococha es un Complejo Turístico, incluso hay quienes lo conocen como Quistococha Zoo. También podrás darte un chapuzón en la laguna de Quistococha y conocer algunos museos.
Foto: Google
Foto: Google

Entonces puedes almorzar en Zungarocoha e ir a Quistococha que está entre el kilómetro 6 y 7 de la carretera a Nauta, caso contrario puedes ingresar a Quistococha (Entrada: S/.5.00) y almorzar también allí.

No olvides que cierran a las 5.00pm, entonces con esto tendrás una buena y agradable tarde, con flora, fauna y piscina natural.

Alcances:

  1. La ciudad aún no tiene muchas opciones de súper mercados, pero existe uno muy bien abastecido, puedes almorzar o cenar allí también pues cuenta con un pequeño comedor, se llama “Los Portales”.
  2. En la Av. Grau existe un lugar llamado “Sachachorro” el que algunos lugareños denominan “SachaFalabella”. Allí puedes comprar varias cosas importadas de Colombia o Brasil, como caramelos, jabones, perfumes, esmaltes, ropa, sandalias. No todo es económico, pero si comparas precios entre una y otra tienda, seguro encuentras algo que te guste.
  3. Si deseas conocer Nauta, pues pregunta mucho antes de ir, quizá te encuentres con personas que te animen, conmigo no sucedió, eran dos horas de viaje para ir y dos para retornar, entonces consulté sobre los atractivos turísticos y me dijeron que la ciudad tiene un Mirador y una Laguna de Taricayas (tortugas), cada viaje siempre dependerá de lo que nos guste hacer.

Janice Sánchez

¡Hola, soy Janice! Nací en Perú el 20 de Diciembre de 1981. El amor por los viajes surgió hace mucho de modo que pasa el tiempo y mi gusto por la mochila y la fotografía se hace crónico. Descubrí que tanta experiencia de vida podría convertirse en letras algún día y es lo que hice, empecé a escribir y a escribir, no existe un momento en el que mi mente no divague entre tantas interrogantes, ser reflexiva me ha dado tanto y aunque no creas también me frenado en ciertos aspectos de mi vida porque irremediablemente lo pienso todo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.